El Aviso de Garabandal en la Sagrada Escritura

Pin It

    La Sagrada Escritura es la fuente primaria de la Revelación. Sucesos como los profetizados en Garabandal, de carácter global y únicos en la historia, no podían quedar fuera de las profecías bíblicas. Gracias a las revelaciones privadas de Garabandal, muchos textos oscuros de la Biblia se iluminan y ordenan, especialmente aquellos relativos a los últimos tiempos.

Aviso_Garabandal     El Aviso está descrito en múltiples ocasiones en el texto sagrado e incluso con mayor detalle de lo que Conchita ha podido relatar. El pasaje más acorde con las descripciones de las niñas de Garabandal está en el sexto sello del Apocalipsis, en donde se narra primeramente una gran catástrofe natural de origen astronómico y simultáneamente un fenómeno de carácter personal pero universal. Ambos hechos afectan a todos los hombres, a los reyes de la tierra, los magnates, los tribunos, los ricos, los poderosos, y todos, esclavos o libres (Ap. 6, 15). No hay estamento social o régimen político al que deje de concernir. El conjunto de acontecimientos es tan insólito que dejan en todos los hombres una convicción interna, un aviso íntimo, de que ha llegado el Gran Día de su cólera y ¿quién podrá sostenerse? (Ap. 6, 17). Día de ira el día aquel, día de angustia y de aprieto, día de devastación y desolación, día de tinieblas y de oscuridad, día de nublado y densa niebla (Sof. 1,15). Se puede decir que hay un antes y un después de los hechos del sexto sello.

     Podríamos calificar los hechos externos relativos al Aviso de Garabandal sexto sello como la primera catástrofe en nuestro planeta de origen cósmico de la que somos conscientes en tiempos históricos. Los detalles externos de la catástrofe se exponen con extensión en el libro "Garabandal, 50 años después" que derivan del vuelco del planeta por el paso de una estrella del tipo enana-marrón entre la Tierra y el Sol.

    Pero lo más propio del Aviso de Garabandal es lo que ocurrirá en el interior de cada hombre simultáneamente a la corta duración del fenómeno natural catastrófico. Se trata de algo que produce un estremecimiento adicional interno en todos los hombres, cuya causa según el Apocalipsis es que se encontrarán a la vista del que está sentado en el trono y comprobarán la cólera del Cordero (Ap. 6,16). No existe un antecedente histórico semejante. Toda la humanidad ve a Dios en su trono cuando el planeta vuelca. Al tiempo que el cielo se enrrolla como un libro que se enrolla (Ap. 6,14) ante esa vista de Dios, se desenrolla el libro de la vida (Ap. 3,5) de cada uno, que contiene las obras por las cuales seremos juzgados (Ap. 20,12). El encaje entre lo anunciado por la Sagrada Escritura y por la Virgen en Garabandal es perfecto.

Pin It

Destacado

 

Buscar en la web

Lo más vendido

 

Actualidad