Dos cuadros proféticos sobre el Aviso y Milagro de María Magdalena Hafenscheer

Pin It

 

Maria Magdalena HafenscheerMaría Magdalena Hafenscheer fue una humilde costurera que vivió en Austria entre 1892 y 1966, casada con un hojalatero.  A partir de 1948, tuvo un don poco frecuente que le llevaba a pintar cuadros al óleo por inspiración divina, con la ayuda de guías celestiales que conducían su mano.  Con un estilo paisajístico figurativo e ingenuo, cada escena describe situaciones trascendentes con un contenido a la vez realista y simbólico. La preparación de cada cuadro le llevaba con anterioridad días de oración y ayuno. Finalmente al tiempo que pintaba con rapidez inusual, recibía inspiraciones sobre aquellas figuras que explicaban más detalladamente el significado de aquellas escenas.  En total realizó 28 cuadros, cuyo conjunto resulta una verdadera revelación profética divina que ilustra diversos pasajes de la Sagrada Escritura con especial énfasis en los últimos tiempos y en la nueva época del Reino Eucarístico de Jesucristo.

Entre ese conjunto de cuadros deseo referirme en este artículo  a dos de ellos que encajan especialmente con los sucesos profetizados de Garabandal relativos al Aviso y al Milagro. El primero de ellos relativo a las circunstancias del Aviso se titula “Alerta humanidad”  y el segundo referente al Milagro se titula “La Señora exhorta a la Conversión”. La descripción abreviada e inspirada de la pintora María Magdalena Hafenscheer sobre cada uno de ellos se sitúa bajo la imagen de cada cuadro.

 

Aunque los dos cuadros son muy ilustrativos para los conocedores de las advertencias de ambos sucesos, el segundo de ellos relativo al Milagro es especialmente interesante ya que las niñas de Garabandal nunca hicieron una descripción del contenido, al tiempo que aseguraban que sería el mayor milagro después de la Resurrección.  En el pasado he relacionado el contenido de este gran Milagro con la señal de la Mujer en el Apocalipsis (cap. 12). Ahora esta pintura al óleo parece anticipar también esa misma interpretación. Su breve texto descriptivo también encaja con situarlo como un suceso posterior a una gran catástrofe natural que sería la esperada para el Aviso.

170219 Despierta humanidad Aviso 700

 

¡Despierta, humanidad!

María en el centro del cuadro se ve como ancla de salvación y esperanza para la humanidad.

El ancla es lanzada desde el Corazón divino a la humanidad mediante una cadena de rosas. Cristo mantiene esta cadena de rosas de amor en sus manos. Todo es alimentado por el Divino Corazón (rayos). Así es también para la antorcha del amor en las manos de María.

María manda el contenido de la copa (las Gracias) a la tierra. Ella es la Mediadora de todas las gracias.

La antorcha del amor (también cetro) recuerda la frase de María en Fátima: "... al final mi Inmaculado Corazón triunfará".

En el horizonte, ángeles con campanas y antorchas. La humanidad se agita ya sea día o noche.

El Ángel con un espejo y una serpiente: ante la humanidad estará el espejo del conocimiento de sí misma y se reconocerá el pecado

Roca lila con la cruz y el corazón: la Iglesia servirá a Dios y la humanidad con humildad y amor y será gran ejemplo.

El amor reunirá a pueblos y razas bajo la bandera de la paz y la fe.

(Abajo izquierda) Las armas son depuestas

(Abajo derecha) Unos heraldos anuncian la nueva época.

 

Señora exhorta conversion Milagro

 

La Señora exhorta a la conversión.

Este cuadro revela un Milagro que el Cielo realizará para exhortar a la humanidad al arrepentimiento.

Abajo a la izquierda: huellas de una anterior devastación que se ha extendido también por atrás.

En el firmamento: nubes oscuras y una lluvia de estrellas que caen.

Rayo de la parte superior: el rayo de esperanza de Dios rasga las tinieblas. Esto consuela, fortalece y estimula.

Multitudes de gente: muchas personas observan el milagro para exhortar a la humanidad al arrepentimiento. Levantan sus brazos en señal de oración y petición de ayuda.

Dentro del rayo de luz de Dios: Cristo Rey y la Señora, su Madre. Ella abre sus brazos y promete ayuda.

María está en manos de la mano de Cristo: Él da su madre a la Humanidad.     

En los próximos videos y artículos que pronto publicaré para explicar diversos conceptos básicos de los últimos tiempos y de la escatología social, se incluirán nuevos cuadros de María Magdalena Hafenscheer que ayudan a ilustrar situaciones próximas que nos afectarán a todos.

 

Pin It

Destacado

Canal de Vídeo

Visita nuestro canal de vídeo con contenido relevante y actualizado

Visitar canal

Lo más vendido

Actualidad