Los 144.000 tomados de la tierra como primicias

Pin It

 

Franca CornadoCon frecuencia me preguntan qué son las primicias. En la Sagrada Escritura esta es una imagen recurrente para reconocer al autor y dueño de la vida, que es Dios, que la otorga a hombres, animales y plantas. Así, Dios demanda el ofrecimiento de los primogénitos de hombres y animales, establece la fiesta de las primicias (Pentecostés) y un tiempo de 50 días donde cada mañana se le presentan gavillas en el Templo por el sacerdote. No es extraño, por tanto, que ante la cercanía de una nueva época en donde los hombres y la creación material van a recuperar la vida original sin corrupción y mortalidad, de nuevo aparezca este concepto a través de 144.000 elegidos como primicias. Sobre este grupo de personas he escrito con más extensión en el libro “Astronomía Sagrada y Fin de los Tiempos” . Allí introduzco a este grupo con estas palabras.

 

“En el Apocalipsis hay un grupo particular de personas con grandes cualidades personales porque son veraces y sin mancha ante los ojos de Dios y vírgenes (Ap 14,4-5) en el sentido de que se conservan puros frente al furor fornicador, que la Gran Babilonia ha dado a beber a todas las gentes (Ap 14,8), como uno de los ingredientes principales del menú de la apostasía (2 Tes. 2, 3) generalizada de los últimos tiempos. No pertenecen a los gentiles según la sangre sino que son descendientes de alguna de las 12 tribus de Israel (Ap. 7,4), por tanto en pequeña proporción son judíos, pero con la característica cristiana de que hacen compañía al Cordero en el monte Sión (Ap 14, 1) y le siguen dondequiera que vaya (Ap. 14,4). Por tanto son cristianos que tienen entronque en las tribus de Israel, es decir en la Ley y los profetas, que Nuestro Señor no vino a abolir sino a dar cumplimiento (Mt 5, 17)

  Este grupo, relativamente pequeño de 144.000 personas, tiene gran importancia en el desarrollo de la batalla de los últimos tiempos. El número es simbólico, relativo al significado de plenitud del número 12, pero probablemente también literal porque, una vez más, A no impide B. Para entender su función, la Sagrada Escritura describe tres gracias principales en ellos.

La primera gracia que se otorga a este grupo es ser tomados de la tierra (Ap. 14, 3) para Dios y para el Cordero como primicias de entre los hombres (Ap. 14, 4). La clave para interpretar esta gracia está en la palabra primicias, que es un término agrícola que implica dos cosas: la terminación del proceso de desarrollo de una semilla, a través de la planta, con la aparición del fruto y el anuncio de que poco tiempo después llega una cosecha de la misma naturaleza que las primicias… “

                En distintos videos como en el video 10 del Seminario en Chile he tratado también sobre el tema y volveré a ello en los nuevos que preparo actualmente. Por el momento, de estos trabajos en realización he rescatado por su interés y actualidad, en conexión con la próxima fiesta de la Anunciación, el siguiente mensaje a Franca Cornado, Fundadora del Movimiento Carismático de Asís, fallecida en 1993, que se podría titular “Las dos anunciaciones”:

Todo está para comenzar a través de una nueva Anunciación para este mundo… Por justicia, el Padre no quiere castigar y hacer un juicio definitivo antes de la grande y nueva Anunciación… La primera Anunciación se realizó en secreto porque era necesario hacerla así. Era figura de la vida escondida de vuestro Jesús, su vida de sufrimiento…

Esta segunda Anunciación se hará a la Luz y todos sabrán de esta Nueva Anunciación que anuncia el tiempo del Espíritu Santo sobre esta Tierra… En la primera Anunciación fue el Ángel quien vino a María. Para la segunda Anunciación enviaré nuevos ángeles, ángeles de la Tierra, ángeles de la última hora. Estos ángeles son mis hijos, mis escogidos, mis predilectos que serán purificados y preparados en lo secreto, en silencio. Pero sucederá que estos ángeles mortales, serán investidos de inmortalidad y de corruptibles vendrán a ser incorruptibles… Os lo repito, estos ángeles, escogidos desde siempre, están para salir hacia Nosotros; a una señal dada y después de su maravillosa transformación, volverán a sus hermanos y el Espíritu Santo les enseñará todo lo que será necesario para cumplir su misión de modo perfecto…

Este hecho está simbolizado en los ángeles que subían y bajaban por la escala del sueño de Jacob (Gen 28, 12)

La Redención se realiza entre estas dos Anunciaciones. Un tiempo muy breve seguirá a esta segunda Anunciación. Un tiempo determinado por la respuesta de mis hijos a la propuesta de esta nueva Anunciación. 27 feb 1971

 

 

Pin It

Canal de Vídeo

Visita nuestro canal de vídeo con contenido relevante y actualizado

Visitar canal

Lo más vendido

Actualidad