Nuestra Señora del Carmen de Garabandal

Pin It

Virgen de Garabandal

En Garabandal la Virgen se presenta bajo la advocación del Carmen, vestida al modo primitivo de la advocación con túnica blanca y manto azul, portando en ocasiones al Niño Jesús o el tradicional escapulario que entregó la Virgen a San Simón Stock en 1251. La advocación tiene su origen en el nombre del monte Carmelo situado en tierra santa separando Galilea de Samaria. En la Sagrada Escritura se describe este monte como área de bosque frondoso y viñas abundantes (Jer. 48,33). De hecho el significado del nombre Carmen es viña o jardín de Dios. Desde su cumbre a 546 m. de altura se domina una vista impresionante del mar Mediterráneo.

Una antigua tradición señala que el profeta Elías y sus discípulos ya veneraban en el monte Carmelo a la futura Madre del Mesías. Esta veneración fue retomada a principio del siglo XIII en las laderas de aquel monte por un grupo de cruzados, penitentes y peregrinos occidentales, que comenzaron a vivir en forma eremítica iniciando la actual orden religiosa de los Carmelitas. En 1265 se fundó el primer convento carmelita en el reino de Aragón y desde entonces la Orden carmelita ha dado grandes santos y místicos españoles como San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús o Santa Maravillas de Jesús.

 

En el monte Carmelo tuvo lugar el episodio en el que el profeta Elías confirmó la adoración al Dios verdadero, destruyó el culto del ídolo Baal y acabó con sus 450 sacerdotes, haciendo primero que bajara fuego del cielo sobre el sacrificio preparado y luego que volviera la lluvia sobre Israel tras un periodo de sequía de tres años y medio en castigo de su adoración a los ídolos (1 Rey. 18, 20-46). Elías es un profeta especialmente ligado a los últimos tiempos porque volverá a la tierra antes que venga el día grande y terrible del Señor. Y él reunirá el corazón de los padres con el de los hijos, y el de los hijos con el de sus padres; a fin de que yo viniendo no hiera la tierra con anatema (Mal. 4, 5-6). En el Apocalipsis se profetizan otros elementos de su actividad futura. Junto a otro acompañante de los tiempos antiguos tienen poder de cerrar el cielo para que la lluvia no caiga los días de su ministerio profético y tienen poder sobre las aguas para tornarlas ensangre, y para herir la tierra con todo género de plagas cuantas veces quisieren. Si alguno quisiere hacerles daño, saldrá fuego de su boca, que devorará a sus enemigos. Todo el que quisiera dañarlos morirá (Ap. 11, 5-6).

La Virgen al aparecerse en Garabandal bajo la advocación del Carmen, sin duda quiere ligar su mensaje a la próxima misión del profeta Elías, dando un carácter fuertemente profético y de oración a su mensaje en Garabandal.

Pin It

Novedad

Buscar en la web

Lo más vendido

Actualidad