scroll_1 scroll_6 scroll_8 scroll_7 scroll_9 scroll_4 scroll_5 scroll_2 scroll_3 scroll_10

Garabandal - mensajes y estudios

Si no cambiamos vendrá un castigo muy grande

Garabandal - mensajes y estudios

En Los Pinos, tras el Gran Milagro, quedará una señal permanente

Garabandal - mensajes y estudios

Vengo por mis hijos con el deseo de acercarlos a nuestros corazones

Garabandal - mensajes y estudios

Todos los montes y las islas fueron removidos de su sitio (Ap. 6,14)

Garabandal - mensajes y estudios

El Aviso nos lo manda para purificarnos, para hacernos ver el Milagro

Garabandal - mensajes y estudios

Como si un nuevo Nazaret se tratase

Garabandal - mensajes y estudios

En los montes de Israel caerás tu, tus huestes y los pueblos que van contigo (EZ. 39,3)

Garabandal - mensajes y estudios

Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando

Garabandal - mensajes y estudios

Será como si dos astros chocaran

Garabandal - mensajes y estudios

Os quiero mucho y no quiero vuestra condenación, pedidnos sinceramente y Nosotros os lo daremos

Las videntes de Garabandal

Las destinatarias principales de las visiones, conversaciones, paseos y juegos de las apariciones de Garabandal, fueron cuatro niñas (Conchita, Mari Cruz, Loli y Jacinta) que vivían en el pueblo, de 11 y 12 años de edad en 1961. Su instrucción entonces era elemental, de acuerdo con las pobres condiciones y lo apartado del lugar, aunque todas sabían leer y escribir. Las cuatro niñas vivieron a la vez la primera aparición del arcángel S. Miguel, pero no todas terminaron sus experiencias al mismo tiempo, sino que lo hicieron progresivamente. Mari Cruz finaliza en septiembre de 1962. Loli y Jacinta en enero de 1963, si bien algunas tuvieron locuciones posteriores, y Conchita es la última que termina en noviembre de 1965. Ocasionalmente, alguna otra persona vio alguno de los fenómenos sobrenaturales que tenían las niñas, pero es algo aislado dentro del conjunto de las apariciones de Garabandal. Entre ellos se encuentra el Padre Luis Andreu S.J., que falleció inesperadamente al día siguiente de su visión, y el Santo Padre Pío que conoció los acontecimientos de Garabandal por vía sobrenatural desde su convento en el sur de Italia.

Videntes de Garabandal en éxtasis

Seminario en Vivo

Canal de Vídeo

Visita nuestro canal de vídeo con contenido relevante y actualizado

Visitar canal