scroll_1 scroll_6 scroll_8 scroll_7 scroll_9 scroll_4 scroll_5 scroll_2 scroll_3 scroll_10

Garabandal - mensajes y estudios

Si no cambiamos vendrá un castigo muy grande

Garabandal - mensajes y estudios

En Los Pinos, tras el Gran Milagro, quedará una señal permanente

Garabandal - mensajes y estudios

Vengo por mis hijos con el deseo de acercarlos a nuestros corazones

Garabandal - mensajes y estudios

Todos los montes y las islas fueron removidos de su sitio (Ap. 6,14)

Garabandal - mensajes y estudios

El Aviso nos lo manda para purificarnos, para hacernos ver el Milagro

Garabandal - mensajes y estudios

Como si un nuevo Nazaret se tratase

Garabandal - mensajes y estudios

En los montes de Israel caerás tu, tus huestes y los pueblos que van contigo (EZ. 39,3)

Garabandal - mensajes y estudios

Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando

Garabandal - mensajes y estudios

Será como si dos astros chocaran

Garabandal - mensajes y estudios

Os quiero mucho y no quiero vuestra condenación, pedidnos sinceramente y Nosotros os lo daremos

Por qué en Garabandal

Lignum Crucis y Beatos del Monasterio de Santo Toribio de Liebana   Cuando la Península Ibérica fue invadida por los musulmanes a principios del siglo VIII, la región cántabra, en la que se enclava la pequeña aldea, junto con la asturiana de los Picos de Europa fueron los últimos refugios de los cristianos. A unos 30 kilómetros de Garabandal se encuentra el Monasterio de Santo Toribio de Liébana al que el Obispo de Astorga envió por entonces la reliquia del Lignum Crucis que es el mayor trozo que queda de la Santa Cruz. Hacia el año 770 vivía allí San Beato de Liébana, un monje realmente sabio cuya predicación sobresalía en tres aspectos. El primero contra la herejía donatista, que rebajaba a Jesucristo a mero hijo adoptivo de Dios. Este error encajaba muy bien con la visión de los invasores islámicos y a ella se acogió el Arzobispo de Toledo y otros cristianos que quedaron en las regiones ocupadas por musulmanes. En segundo lugar San Beato realizó importantes recopilaciones de comentarios de los Padres sobre el Apocalipsis y los reflejó en bellos códices miniados, modelo de un nuevo arte simbólico que se extendió pronto por toda Europa y hoy es admirado en todo el mundo con el nombre genérico de beatos. De este modo el entorno geográfico elegido por la Virgen, pone sus manifestaciones en relación con el Apocalipsis, como anteriormente lo había hecho de modo más notorio en el caso de Guadalupe en México.

Seminario en Vivo

Canal de Vídeo

Visita nuestro canal de vídeo con contenido relevante y actualizado

Visitar canal